Cuando llegamos y nos vamos de esta vida generalmente en es en un Hospital.
El incesante ir y venir de personas nos distraen de su paisaje para quienes lo transitamos diariamente , pero solo hace falta una pausa para observar presencias y ausencias en el mismo instante.
Alli olvidados y oxidados se encuentran sillas rotas , camillas y demás mobiliario , conservaran la esencia de quienes los usaron?
Llantos y alegrías se entremezclan, la penosa agonía solo puede ser reemplazada por el llanto desconsolado de una nueva vida...